Articulos | Acuacultura


Criterios para la selección del sitio de una granja a ser construida
Compartir
Alternate Text

En la selección del sitio, el diseño y la construcción de la granja se deben seguir los principios de las Buenas Prácticas de Producción Acuícola de Trucha (BPPAT) . Esto significa que además de garantizar las condiciones físico-químicas óptimas para el cultivo de esta especie, se deben tomar en consideración los peligros potenciales a la inocuidad del producto final durante cada una de las fases del cultivo. En general, en acuacultura la selección de un sitio depende de la especie y la tecnología que se va a ser utilizada para su cultivo (Figura 2). Los peligros para la salud humana que existen en la selección del sitio para el cultivo de trucha se relacionan con la contamina- ción química del medio ambiente y la interacción del suelo y agua que pueden tener un efecto en la calidad del agua para el cultivo.

Figura 2
Las granjas de trucha deben locali- zarse en sitios donde los riesgos de contaminación química o biológica sean mínimos y controlables.

Para la aplicación de los principios de BPPTA, a continuación se enumeran los puntos importantes que se deben considerar para la selección de un sitio para la producción acuícola:

• Se deben verificar que los parámetros físico - químicos óptimos para el crecimiento de los peces, estén presentes durante el ciclo de cultivo.
• Antes de construir la granja, debe realizarse un estudio del suelo para determinar las concentraciones y la magnitud de cualquier parámetro de importancia en la inocuidad del producto final. Además de consultar los planes de desarrollo de la zona.
• Las granjas no deben localizarse en sitios expuestos a descargas de plaguicidas u otros químicos agrícolas o industriales.
• Las granjas deben estar localizadas en áreas donde el riesgo de contaminación por peligros físicos, químicos y biológicos sea mínimo y donde las posibles fuentes de contaminación puedan ser controladas. Es importante considerar la ubicación de la granja en relación con otras.
• El suelo donde se construyan los estanques o los canales de corriente rápida, no debe contener concentraciones de químicos que puedan ocasionar la presencia de niveles inaceptables de contaminación en los peces.
• Las granjas no deben construirse en áreas de frágil equilibrio o en lugares donde es impráctico la corrección de problemas relacionados con el sitio, como cuando se presen- tan los suelos altamente ácidos, orgánicos o permeables.
• Los estanques o canales deben tener separadas las entradas y salidas de agua, de manera que las fuentes de ésta y los efluentes no se mezclen.
• Las entradas y salidas de los estanques o canales deben estar controlados para preve- nir la introducción de especies no deseadas.

Es importante mencionar que en el caso en que la granja use agua o terrenos de jurisdic- ción federal, debe contar con la concesión acuícola expedida por la CONAPESCA, la cual contempla varios requisitos que la granja debe cumplir para su operación.